Accueil » Reina de Belleza en Mazatlán, Sinaloa, México


Fuegos artificiales y estruendo de balas por Juan José Rodriguez (extratos)


Éste es un recorrido paso a paso por el Carnaval de Mazatlán, un laberinto de color, culto a la belleza y estruendo de balas que se confunden con los fuegos artificiales y el ahogado lamento de la desconfianza, la duda y la sospecha.

La búsqueda y lucha de una reina del carnaval es un proceso que a veces sintetiza en varias semanas los momentos cumbre de toda una serie de vidas. las jovencitas acuden con la divisa de que ése es el máximo sueño de todas las mazatlecas (…) El fenómeno de la “reinitis” provocó estragos en buena parte del estado desde el momento en que se estabmeció.
El certamen de Miss Universo se fundó en 1950, y desde su creación y por contagio, en México se multiplicaron los concursos. Y Sinaloa es el estado que ha tenido ams ganadoras en la versión de Señorita México desde 1952 hasta 1994. Una nómina de seis triunfadoras  con ese sello, más tres en la versión de Nuestra Belleza, confirmaron la vocación de la entidad como cantera de femeninas testas coronadas. Esa efervenscencia se mantuvo hasta mediados de los años noventa, cuando los sinaloenses comenzaron a cambiar de horizontes y la osesión por estas competencias pasó a segundo plano (…)

Butacas repletas, balcones atestados, las bellas participantes han dado lo mejor de si en sus respectivas intervenciones. Aisladas en sus camerinos, sin posibilidad de comunicarse al mundo exterior con un celular, todas han recibido varios minutos antes a información de cuales serán las diversas preguntas que tendrán que responder ante el rabioso público y el jurado.
Por obra del azar darán su respuesta. Aqui lo que se calificará es el criterio, y asi se nombra ; es imposible valorar la cultura de una persona con una solo inquisición. Ganará la que mejor sepa caminar en pasarela, dominar los nervios e hilar su más ingeniosa respuesta, ya que en ls camerinos nadie tiene acceso a ellas, tan sólo un familiar del sexo femenino alguna tía o prima, ya que la experiencia ha demostrado que las madres se ponen nerviosas tras bambalinas y terminan poniendo histérica a la pobre candidata.

Mazatlán, Sinaloa, México
Juan José Rodriguez